Menopausia Precoz: causas y síntomas

La menopausia precoz, según lo Organización Mundial de la Salud es la desaparición de la función de los ovarios y a la ausencia de la menstruación en mujeres menores de 45 años. Uno de los primeros signos de alerta son los ciclos menstruales irregulares. Este período puede alargarse por unos meses, hasta que los ovarios dejan de producir estrógenos, no ovulan y por tanto a partir de ese momento la mujer dejará de ser fértil.

Esta condición provoca la aparición de algunos síntomas, comunes en mujeres de edades más avanzadas, que empiezan a manifestarse en estas mujeres más jóvenes. Se considera que un 1% de las mujeres están afectadas.

Causas

Hay un gran porcentaje de los casos de menopausia precoz en los que se desconoce a ciencia cierta las causas de esta condición, sin embargo entre las que si se conoce se pueden encontrar alteraciones genéticas (se ha notado que con frecuencia las hijas de madres que han tenido menopausia precoz también la desarrollen), alteraciones cromosómicas como el síndrome de Turner), infecciones como el paludismo o la varicela, algunas enfermedades de tipo autoinmune, tales como el hipotiroidismo o la artritis reumatoide y la exposición a agentes tóxicos como los pesticidas, el alcohol o el tabaco (El tabaquismo adelanta la aparición de la menopausia de 2 a 3 años).

Se están estudiando otras variables de la salud que podrían causar una menopausia adelantada como la obesidad, la raza, el estado nutricional y el haber sido madre o no.

Se ha determinado que en pacientes que han sufrido algún cáncer y han tenido tratamiento con radioterapia o quimioterapia posiblemente encontraremos una menopausia precoz.

Síntomas

La realidad es que se observan los síntomas clásicos de menopausia, simplemente que de forma prematura.

  • Sofocaciones
  • Palpitaciones
  • Sudoración nocturna
  • Insomnio
  • Sequedad de piel y mucosas (vaginal)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Disminución del deseo sexual
  • Problemas urinarios
  • Irritabilidad
  • Cambios repentinos de humor
  • Dificultades de concentración
  • Depresión
  • Osteoporosis
  • Problemas cardiovasculares

Diagnóstico

Normalmente la razón por la cual las pacientes acuden a consulta es la desaparición de su ciclo menstrual.

Se practica un análisis de sangre para confirmar la baja en los niveles de estrógeno. Algunas veces se practican varias determinaciones cuando el fallo del ovario no es definitivo. Sumado de una exploración física y ginecológica completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.